BLANQUEAMIENTO DENTAL RÁPIDO O PROGRESIVO

Opalescence 40 %, vivastyle 16 % peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida


  El Blanqueamiento Dental es un procedimiento cosmético dentro de la odontología, para ello, debes conocer lo siguiente...

  Existe una gama de tonos muy variada en las piezas dentarias, cuando hablo de tonos es porque dentro de los colores, se pueden diferenciar distintas tonalidades del mismo color, es decir, tenemos desde tonos amarillos, grises, marrones y por supuesto, el de muchas personas, el anhelado y deseado tonos blancos.

  Para apreciar nuestro color dental, por principio, es importante una buena higiene, ya que si no se lleva a cabo con frecuencia o al realizarla no es muy adecuada o correcta, se irán produciendo sobre nuestros dientes, desde manchas hasta formación de sarro o cálculos dentales.

  Si independientemente de las manchas y el sarro o cálculos, existe el deseo de tener los dientes más claros de su color natural, existen procedimientos que pueden ayudarnos, pero hay que tener en cuenta varios aspectos que iré explicando.

  Para ello, tenemos algunas opciones que iré desarrollando que irá reduciendo las alternativas.

  1. Por principio, se dice por generalidad, que existen tres formas para alcanzar la blancura dental deseada, desde productos que se venden en farmacias como algunas tiendas, remedios por la web y las que proporciona el profesional odontológico.  Sin embargo...

  2. Los productos vendidos en tiendas y farmacias, aunque existen muchas marcas, no logran proporcionar el ansiado color perla; el motivo no es la sustancia activa, que en varios productos no lo indica, ya que debiere estar especificado en el empaque, pero no es así.

  ... Sin embargo, no terminan favoreciendo los resultados, porque aunque se utilice como está especificado en la hoja de instrucciones, la concentración de la sustancia activa es muy baja, que va del 2 hasta el 5%, incluso, ya rozando en productos plus, alguno hasta el 6%.  Un porcentaje muy pobre para los resultados esperados, independientemente del tiempo utilizado.

  3. Otras alternativas que surgieron por internet, "hágalo usted mismo", "hazlo en casa" para tener dientes blancos, el uso de limas de uñas, carbón activo y el nuevo "borrador mágico", todos estos abrasivos, el peor el último en mención, provocarán un desgaste brutal en el tejido dentario provocando incluso exposición de dentina, sensibilidad que antes no existía, caries, irritación, dolor entre otros, sin conseguir el objetivo.

Peróxido de Hidrógeno y Peróxido de Carbamida


  4. Finalmente las alternativas de los profesionales odontológicos y porqué elegirnos.

  a) Antes de el proceso de blanqueamiento dental, es indispensable una profilaxis o limpieza dental; eliminar todas las manchas, sarro existente, y placa dentobacteriana, es el inicio fundamental de un buen blanqueamiento odontológico.  Sin ello, las manchas o el sarro o cálculos dentales, no permitirán un blanqueamiento eficaz.

  b) El examen.  Sí, es importante la observación de inexistencia de caries, abrasiones en los cuellos dentales y conocer la sensibilidad dental habitual de la persona que desea someterse al tratamiento, como que esté libre de enfermedad periodontal.  En caso de presentar caries o abrasión o problemas de encías, primero es indispensable la restauración de dichas piezas, manteniéndolas con un buen sellado restaurador y solucionar la enfermedad periodontal dependiendo de la gravedad del mismo.  Si con ello, la sensibilidad desaparece podemos proceder, si la sensibilidad como la enfermedad periodontal persiste a pesar de los procedimientos anteriores, no se aconseja el blanqueamiento hasta lograr que las patologías remitan.

  c) Una vez resuelto lo anterior, tenemos dos alternativas, un blanqueamiento rápido o la otra opción más relajada, controlada o programada.  Para ello, hay que advertir siempre al paciente, que los métodos de blanqueamiento en el gabinete dental, no está exenta de poder producir sensibilidad que irá desapareciendo después de terminado el tratamiento.   Es también cierto, que la sensibilidad no se presenta en todos los pacientes, como tampoco en la misma intensidad, influyendo el tipo de blanqueador a utilizar.

  d) Entre la variedad que se puede utilizar, yo prefiero el uso de uno que contiene flúor, ya que reduce la posible sensibilidad posoperatoria, donde pacientes indican haber tenido muy leve, otros nula, aunque también ha habido pacientes que presentan sensibilidad mediana-alta durante unas semanas en que va desapareciendo.

  e) El sistema de blanqueamiento dental profesional rápido, van con una concentración de 35 al 40%, donde entre 1 a 2 aplicaciones se alcanza una blancura aceptable y deseada por los pacientes.  También depende del tono del mismo, que entre menos oscuros el tono natural dental, tendrá mejores resultados.   Una tercera aplicación ya es menos común y alcanza tonos mucho más blancos.

  También podemos hacer uso de los sistemas blanqueantes con luz, que necesitan pocas sesiones y la sensibilidad puede variar.

  f) El otro sistema, es un blanqueamiento dental profesional, por llamarlo de alguna forma, más controlado o progresivo, tanto en el cambio de tono como en sensibilidad posible producida en el paciente.

  En este caso se requieren entre 4 a 5 sesiones para notar el aclaramiento de la dentición, ya que la sustancia activa posee menor concentración, al 16%.  La desventaja sobre la anterior, es que tarda más en obtener el mismo resultado, pero la ventaja, es que podemos jugar con más blancos con más aplicaciones y con menos riesgo de sensibilidad dental, incluso, alcanzando entre las 7 y 8 aplicaciones.

Opalescence 40 %, vivastyle 16 % peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida

  No tan solo la sensibilidad suele ser mucho menor, sino se logra recuperar en forma muy breve para poder continuar las sesiones de blanqueamiento, en muchos casos, la sensibilidad remitida, no vuelve en las siguientes sesiones o remite en forma muy breve.

  Por ello, que un sistema de blanqueamiento más seguro por el respaldo profesional, siempre proporciona beneficios; con un sistema blanqueador rápido o un sistema blanqueador relajado, más controlado.

  La diferencia entre un tratamiento dental de blanqueamiento que solo daña, entretiene sin resultados y lo que sí proporciona resultados esperados, es muy simple.  Después de un tratamiento de blanqueamiento dental, debe esperarse, sin aplicación adicional alguna, entre una y de preferencia 2 semanas, porque conforme se deja de aplicar el tratamiento, al ir pasando los días los resultados son más notorios.  El tono aclarado que nota la persona en la última aplicación, se aclarará más después de 1 a 2 semanas.

  Debe de tenerse un mantenimiento para su conservación, dependiendo del cuidado que el paciente posea, el blanco obtenido se puede prolongar en en tiempo de uno hasta 4 años, posiblemente más, pero es fundamental tener claro, que depende mucho de las recomendaciones postratamiento que se le dan a los pacientes y que sean seguidos por éstos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPILITIS LINGUAL

ENFERMEDADES BUCALES POR LAS MASCARILLAS

ABRASIÓN DENTAL, UN PROBLEMA FRECUENTE

CARACTERÍSTICAS DEL CEPILLO DENTAL

ALIMENTOS QUE FAVORECEN LA CARIES DENTAL