ROUND 4 MASCARILLAS AL ESTRADO

Protección de las distintas mascarillas
Composición de Imagen de: Escudos-OpenClipart. Médicos-Sergei Tokmakov

  Hemos visto quiénes pueden llegar a ser el "Enemigo Público"; la velocidad del SARS CoV2 en un estornudo o tos en "Gotita a Gotita"; que es la contaminación cruzada en "Coronavirus vs Mascarilla"; ahora en "Round 4 Mascarillas al Estrado" se sometieron a distintas pruebas para tener referencia de su efectividad.

  Las mascarillas han tenido una propaganda dudosa, donde se manifiesta que algunas funcionan hasta determinado tiempo, días, horas, que no cumplen la norma, pero en realidad, qué tan efectivas son.

  Para no quedarnos con la duda, algunos tipos de mascarillas, las hemos puesto al estrado.

  Se sometieron a prueba mascarillas FFP2, KN95, de tela de algodón, mascarillas equivalente a tipo FFP2 personalizadas, quirúrgicas, quirúrgica IIR y las clásicas mascarillas de concha no homologadas.

  ¿Qué necesitamos comprobar?

  Las 3 características fundamentales de una mascarilla son:

a) Poder respirar
b) Que cubra nariz y boca
c) Que sea impermeable

  1. Depositarles agua (como un vaso) al derecho y al revés. Las sometidas a esta prueba fueron las FFP2, KN95, quirúrgicas, quirúrgicas IIR, personalizadas equivalente a FFP2, de concha no homologadas y las de algodón.

  Las mascarillas a esta prueba tenían un promedio de 15 a 25 días de uso, excepto una que tenía 3 horas de utilización.  Se les llenó de agua durante 5 minutos por la cara que hace contacto con la nariz y boca, para observar si había filtración.  En 2 minutos la mayoría de mascarillas se empezó a filtrar, algunas al minuto, por las costuras frontales.  La mascarilla de 3 horas de uso, fue probada por 5 minutos sin una sola gota filtrada.

  Se les dejó secar completamente y se sometieron al mismo proceso pero de la cara externa donde se les depositó el agua, las mascarillas tuvieron el mismo tiempo de filtrado por la costura central.  En ambos casos en la mayoría fue por goteo, en pocos casos, fueron chorros de agua.

Distintas pruebas de mascarillas para verificar su eficacia
Fotografía: Felipe Absalón

  Tanto la quirúrgica como las de algodón, en cuanto hizo contacto con el agua, se filtró en forma de chorro incluso nuevas sin usar.  La quirúrgica IIR, no permitió el paso de ninguna gota, de la misma forma, las mascarillas de concha, no permitió el paso del agua, se probaron en 10 y 12 minutos respectivamente.  Esto no quiere decir que a los 10 y 12 minutos se empezara a filtrar, no, simplemente fue el máximo tiempo de ejecución de la prueba sin filtración alguna.

  Las mascarillas personalizadas iniciaron a los 2 minutos la filtración por la costura central por goteo.

  2. Desinfección sumergidas en lejía (hipoclorito de sodio):

  Las mascarillas sometidas a esta prueba, estuvieron entre 1 hora y otras hasta 3 horas, donde posteriormente secaron en el medio ambiente como la ropa.  Todas las mascarillas de esta prueba tenían un promedio de 15 a 25 días de uso excepto una que tenía medio día de utilización.  Una vez secas, se les colocó agua como si fueran vasos y se observó el tiempo que duraron en filtrarse y por donde se filtraban.  Los resultados fueron que las de uso de 15 a 25 días constantes, tuvieron entre inmediatamente a minuto con 3 y minuto con 15 segundos, filtración por las costuras frontales.  Sólo una, a parte tuvo filtración en un punto a escaso 1 cm de la costura.  En la mayoría de los casos, el goteo fue lento, solo en un par de ellas, el goteo era rápido.  La única mascarilla que tuvo medio día de uso, después de sumergirla en lejía, secar y colocarle agua durante 10 minutos, no tuvo ninguna filtración, ni por las costuras, ni por las paredes de la mascarilla.  En esta prueba, todas fueron KN95 y distintas mascarillas a la de la prueba 1.

Mascarillas en lejía para desinfección
Fotografía: Felipe Absalón


  3. Aire a presión sobre la mascarilla para intentar apagar una llama del otro lado de la mascarilla.

  Se sometieron las KN95, FFP2, quirúrgicas, quirúrgicas IIR y de concha no homologadas.  Tanto las KN95, FFP2 el aire pasa levemente por la costura frontal moviendo la llama sin apagarla. La quirúrgica, nueva sin utilizar, al aplicarle el aire, permitió el paso del aire con un movimiento mayor que las anteriores y apagando la llama. La quirúrgica IIR como las de concha, no permitieron el paso del aire.

Las mascarillas se someten  a pruebas para verificar su eficacia y eficiencia
Fotografía: Felipe Absalón


  4. Arena con aire a presión sobre ambos lados de la mascarilla

  Se colocó arena y se hizo cierre en la boca de la misma para no permitir escapar la arena por la parte superior, solo se permitió la entrada de una cánula que inyectaría aire a presión, el resultado fue que la arena se distribuyó por las paredes de la misma, pero no se filtró por las costuras frontales. En esta prueba se sometieron las KN95, FFP2, quirúrgica IIR y de concha.

  5. Disección de la mascarilla, descubriendo capas

  Se diseccionó la mascarilla KN95, donde una vez separadas las capas, se probaron por separado encontrando que sólo la capa intermedia es la impermeable.

  6. Desinfección de mascarillas con espray de alcohol de 70 a 96º

  Se ha demostrado con medios de cultivo, que la desinfección en las mascarillas es muy eficaz para evitar la reproducción de microorganismos en las mismas.

  Se utilizó un pulverizador de perfume, pues esparce mejor la solución, más fina y uniforme, con solución alcohólica entre el 70 a 96º, en las KN95, FFP2, de concha y quirúrgicas IIR.  Una vez secas, un promedio de 10 minutos, Después se sometieron al agua como en la primera prueba para verificar si la solución desinfectante aumentaba el filtrado, no existiendo aumento de filtrado en ninguno de los casos.

Mascarillas con protección eficiente, impermeables
Imagen: Iximus

  Resultados y Conclusiones:

  Las mascarillas quirúrgicas, por ambos lados, en la prueba del aire, permite su paso y apaga la llama, permite el paso del agua en forma instantánea, por lo tanto, personalmente, no recomendaría su uso en ninguna situación.  De la misma forma, las mascarillas de algodón, no resultaron eficientes en las pruebas, evitaría su uso.

  Tanto las mascarillas personalizadas tipo FFP2" (con una capa de poliuretano y otra de polietileno), las FFP2 y KN95 (con una capa impermeable), tuvieron buenos resultados, a pesar de su talón de Aquiles, la costura frontal, que conforme el uso, puede llegarse a estirar levemente la costura, dependiendo el trato que se le dé a la misma, resulta muy eficiente, donde no permite el paso del agua, a menos que se encuentre totalmente empapada de agua, es como permite el paso del mismo, de otra forma no. Por lo tanto, resultan eficaces en la protección, gracias a su capa impermeable no permitiendo el intercambio hacia ninguno de los 2 lados. Las KN95 no restaron su efectividad por sumergirlas en lejía, incluso funciona como desinfectante de las mismas.

  Las mascarillas quirúrgicas IIR (hechas de polipropileno) como las mascarillas de concha no homologadas, específicamente las comercializadas por una empresa asturiana; resultaron ambas las más eficientes y efectivas, ya que no permiten el paso del agua, ni el aire, ni de arena bajo presión de aire, ambas de fabricación de capas impermeables que las convierten en las mejores mascarillas de protección, incluso superando a las FFP2 y NK95, ya que no poseen costuras en toda la superficie de protección.

  Las quirúrgicas IIR se diferencian a las quirúrgicas normales en que las primeras son más gruesas y son impermeables, las segundas en teoría llevan un filtro que no es eficaz. Las de concha comercializadas por la empresa asturiana, a pesar de tener los mejores resultados, incluso que las FFP2 y KN95, han sido descatalogadas por no ser homologadas. Las de concha no tienen costuras, son impermeables, su forma permite mejor la respiración y tanto las quirúrgicas IIR como las de concha, la desinfección con espray de alcohol no las modifica, ni reduce su eficacia. También es importante aclarar que otras marcas de mascarillas de concha, pueden no obtener los mismos resultados, ya que pueden ser de otro tipo de materiales de fabricación y no corresponder a los resultados de la de concha de esta empresa asturiana.

  Las mascarillas con las que mejor se respira son las de concha de la empresa asturiana, en segundo lugar las quirúrgicas IIR, como tercer lugar las FFP2, NK95.  Las de concha a pesar de ser no homologadas y ser desechables, obtuvieron los mejores resultados en todas las pruebas y pueden ser utilizadas con un buen cuidado por semanas con una desinfección diaria con solución alcohólica, ya que este tipo de desinfectante hace su efecto y se evapora sin dejar olores.

  Ahora, van las pantallas a prueba en: "Round 5 Pantallas a Examen".

  
   
  
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

ABRASIÓN DENTAL, UN PROBLEMA FRECUENTE

PAPILITIS LINGUAL

RELACIÓN DEL DEPORTE CON LA ODONTOLOGÍA

BRUXISMO, EL ARTE DEL DETERIORO

ENFERMEDADES BUCALES POR LAS MASCARILLAS