GRUPOS DE RIESGO DE CARIES RADICULAR

GRUPOS DE RIESGO EN CARIES RADICULARES
Fotografía: Felipe Absalón

  Las caries radiculares se presentan en piezas dentarias en donde han sido expuestas sus raíces, generalmente por pérdida ósea y retracción gingival que ocasiona exposición radicular; también se forman lesiones cariosas en las raíces en donde se encuentran bolsas periodontales sin exposición, esto es, la pérdida ósea sin retracción gingival, la zona radicular cubierta por sólo gíngiva sin hueso de por medio, es una zona muy vulnerable para la formación cariosa.

  Existen caries radiculares activas e inactivas, las activas presentan el tejido blando con unas coloraciones de amarillo o marrón, sin brillo, cubiertas por película bacteriana (biofilm).  Las caries inactivas son brillantes, su coloración va del marrón al negro, tejido duro, es difuso el margen de la lesión y no hay biofilm sobre ella.

  Las lesiones en las superficies radiculares, son muy variables, incluso, en las zonas o caras pueden coexistir caries en sus distintos estadios, dependiendo de la presencia o ausencia de placa bacteriana.

  La clase I son lesiones en forma de manchas de superficie intacta de color amarillo al marrón claro.  Las lesiones de grado II, cambia de color marrón claro a oscuro, son planas, pero pueden tener una profundidad de 0,5 mm.  La clase III, presentan su coloración similar a la anterior, con defectos de superficie de más de 0,5 mm.  La clase IV, en su pigmentación es totalmente variable, de superficie blanda y profunda, alcanzando y produciendo enfermedades pulpares.

  Grupos de Riesgo

  Los grupos de riesgo se identifican según los factores que favorecen a las lesiones cariosas en las superficies radiculares, entre ellos los hábitos del paciente, como el medio ambiente bucal.  El primero en identificar es el biofilm o placa bacteriana y la actividad de la misma, a su vez, éste, está determinado por la alimentación y la higiene bucal, también van a influir la saliva como también si ha recibido flúor en las piezas dentarias, sobre todo en las raíces expuestas.

1. Perteneces a un grupo de riesgo si tienes exposición radicular, ya sea exposición por recesión fisiológica o por enfermedad periodontal.

2. Otro factor es el flujo salival, ya que posee mecanismos de defensa que protegen todos los tejidos bucales de la microflora patógena, con efecto buffer.  La xerostomía o falta de salivación es causada por afectación glandular por ejemplo aplasia o falta de desarrollo, también por radiación, fisiológica, enfermedades sistémicas como también se reduce la producción salival cuando el cuerpo está en reposo.  Otra fuente es la medicación, como los antidepresivos, sedantes, antiespasmódicos, antiparkinsoniano, diuréticos, benzodiacepinas, derivados de la fenotiazinas para manufactura de antipsicóticos (neurolépticos) utilizados en la esquizofrenia, antihistamínicos, expectorantes, descongestionantes, analgésicos, entre otros, se puede producir hiposalivación (reducción de producción salival) y por lo tanto, el efecto buffer.

Hiposalivación por fármacos, reduce la salivación
Fotografía: Qimono

  Ciertas enfermedades producen xerostomía, por ejemplo, autoinmunes como el síndrome de Sjögren, en donde el sistema inmunitario ataca las glándulas que producen las lágrimas y saliva, como puede afectar otros órganos.  Otros motivos son por enfermedades endócrinas, trastornos emocionales como depresión, estrés así como origen nutricional.

3. La ingesta de carbohidratos que son fácilmente fermentables, es otro factor común para facilitar la formación cariosa en las superficies radiculares, por lo tanto, es un grupo alto de riesgo cuando el consumo es considerable, según estudios realizados, los adultos de 65 años en adelante, suele ingerir un 50% más de carbohidratos que adultos jóvenes; hecho que con el paso de los años continúa aumentando.

  La pérdida dentaria y la no reposición, genera más posibilidades de formaciones cariosas, ya que favorece la ingesta de dieta blanda, más adherente, incluso hacen descender el pH a menos de 6,7 por lo tanto, este tipo de dieta se convierte en grupo de riesgo.

4. La higiene bucal en muchas ocasiones y por diversas causas, deja de ser eficiente, ya sea por falta de instrucción, motivación o incapacidad de realizarla adecuadamente, esta situación puede ser a cualquier edad, pero puede incrementarse a mayor edad.  De la misma forma, las prótesis removibles, facilitan la formación cariosa a nivel radicular en pilares por los ganchos donde se puede acumular el biofilm.  Las malposición dental, favorece la acumulación de placa bacteriana como también dificulta la higiene.

5. Los valores altos de bacterias, principalmente de Streptococus mutans y Lactobacilos en los tejidos bucales, son predominantes para la formación cariosa principalmente en las zonas radiculares.

Streptococos, Estafilococos
Bacterias, Cocos

6. El tabaco es un predominante que causa formación cariosa, ya que principalmente la nicotina actúa negativamente en los tejidos bucales, tanto en forma local como sistémica.  Localmente, no tan sólo irrita los tejidos blandos, sino favorece a la formación de cálculos dentarios, formación de placa bacteriana, aumento de valores bacterianos, por lo tanto, enfermedad periodontal que producirá exposición radicular, la cual, estando todos los factores presentes, el riesgo carioso en superficies de las raíces es inminente.  La forma sistémica de la nicotina es absorbida por los tejidos produciendo vasoconstricción, disminución de la actividad inmunológica, reducción de la secreción salival, permitiendo la fácil colonización y actuación bacteriana.

7. El factor socioeconómico, donde la carencia monetaria, reduce la posibilidad de tratamiento tanto de caries como de enfermedades periodontales, que conlleva a agravar ambas situaciones.

8. A cualquier edad, sobre todo en adultos, la falta de aplicación de flúor en las piezas dentarias como en las superficies radiculares expuestas, como la deficiencia de aplicación de fosfatos de calcio que funcionan como antibacteriano y remineralizan las zonas que han perdido mineral respectivamente, hacen más susceptible de caries las zonas radiculares.

  Los grupos de riesgo son 3, los de bajo riesgo, con exposición de superficies radiculares, buen flujo salival, bajos niveles de bacterias, principalmente Streptococus mutans, con higiene aceptable.  El grupo de mediano riesgo, presentan exposición radicular con escasas caries en tiempos prolongados, caries radiculares inactivas, niveles bajos de Streptococus mutans, como la población que tiene enfermedades periodontales como gingivitis y principalmente periodontitis.

  Perteneces al grupo de alto riesgo si se poseen caries activas en períodos cortos de tiempo, tanto en superficies radiculares como en la parte coronal en el esmalte, altos niveles de Streptococus mutans, enfermedad periodontal moderada a severa, portadores de prótesis removibles, pacientes con xerostomía, fumadores, mala higiene, en general pacientes de cualquier edad, donde se destacan personas de la tercera edad.



Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPILITIS LINGUAL

ABRASIÓN DENTAL, UN PROBLEMA FRECUENTE

ENFERMEDADES BUCALES POR LAS MASCARILLAS

BRUXISMO, EL ARTE DEL DETERIORO

RELACIÓN DEL DEPORTE CON LA ODONTOLOGÍA