ENFERMEDADES BUCALES POR LAS MASCARILLAS

Investigaciones del uso de mascarilla y su relación conenfermedades bucales
Fotografía: Robert Wilkos

 Desde que empezó la epidemia, convertida en pandemia por el SARS CoV2 y la aparición del uso obligatorio de la mascarilla, se ha especulado los distintos problemas que se pudieran tener en el organismo a causa de esta última; 

1. desde falta de aire en la persona, 
2. formación de microorganismos en las mascarillas, 
3. la ineficacia de las mismas 
4. e incluso el desarrollo de enfermedades bucales por el uso de mascarillas

 1. Aunque es verdad que la percepción respiratoria mengua en determinadas mascarillas que curiosamente son las que mejor protegen en algunos casos, es justo esa relación inversamente proporcional el indicador de eficacia, la impermeabilidad es la que impide el contagio, por lo tanto la porosidad del material se reduce o extingue, pero la respiración se realiza en su mayoría por el borde superior de la mascarilla. 

 2. Se ha probado que la desinfección de mascarillas es muy eficaz para evitar la formación y posible reinfección a nosotros mismos, tanto sumergir determinado tipo de mascarillas, sobre todo las impermeables como las PPF2, en lejía (hipoclorito de sodio) ya que no modifican su eficacia, unos 10 a 20 minutos es suficiente y dejarla secar, de esta forma no se genera olor o el uso de alcohol al 70º o 96º en espray, ya que hace su efecto y seca solo sin dejar olor.

La mascarilla no contribuye a enfermedades bucales
Fotografía: Yerson Retamal

 3. He hablado anteriormente sobre la eficacia de las mascarillas y qué tipos superan las pruebas realizadas proporcionando una buena protección, no tan solo con el SARS CoV2, sino contra virus gripales entre otros. 

 Nosotros como odontólogos, realizamos todos los tratamientos con una mascarilla puesta, durante toda la vida profesional, en particular, durante 25 años a la fecha, evitando como también lo he expuesto en relación al tema de contaminación cruzada, cualquier transmisión de distintos tipos de bacterias, virus, hongos, de odontólogo a paciente, de paciente a odontólogo y de paciente a paciente, llevando a parte de las mascarillas, medidas de desinfección como métodos protocolarios de décadas elaboradas por todas las asociaciones odontológicas a nivel mundial. Por lo tanto, se ha probado y se ha manifestado la seguridad en el gabinete dental, donde el Colegio de Odontólogos de España ha mencionado que se considera de los sitios más seguros.

 4. El bulo del desarrollo de enfermedades por el uso de la mascarilla por la falta de aire, por colonización de microorganismos en la misma generado por nuestra propia respiración por contacto de boca, nariz y ahora, el desarrollo de enfermedades bucales. 

 La mascarilla se ha utilizado por lustros en la odontología durante la atención de pacientes, en ningún caso, se ha documentado el uso tanto frecuente como horas al día, por años, ni enfermedades generales, como tampoco problemas a causa de la falta de aire, ni el desarrollo de enfermedades bucales.  Los últimos estudios realizados por la utilización de las mascarillas en relación a patologías bucales, confirman que no se generan por el uso de la misma.

 Concluyendo que las mascarillas, sobre todo las probadas en MASCARILLAS AL ESTRADO, son seguras y funcionan perfectamente como barreras protectoras, entre ellas las mascarillas FPP2, NK95, personalizadas tipo FPP2, quirúrgicas IIR, incluso las descatalogadas mascarillas de concha por una empresa asturiana.


Dr. Felipe Absalón






Comentarios

Lorena Moreno ha dicho que…
Muy bueno el artículo,ojala y llegara a más gente porque he visto mascarillas muy maltratadas y sucias.

Entradas populares de este blog

PAPILITIS LINGUAL

ABRASIÓN DENTAL, UN PROBLEMA FRECUENTE

RELACIÓN DEL DEPORTE CON LA ODONTOLOGÍA

BRUXISMO, EL ARTE DEL DETERIORO