CARIES EN RAÍZ DENTAL

Formación de la caries en las raíces dentales, causas
Fotografía: Balik


  Las piezas dentarias las podemos dividir para su comprensión, en corona y raíz o raíces, éstas últimas están compuestas por un conducto central donde se aloja la pulpa dental, que es un tejido blando compuesto por el paquete vasculonervioso como células.  Dicho tejido blando está protegido por el segundo tejido más duro del cuerpo humano, la dentina, que es el cuerpo de todo el diente, a su vez, la dentina está cubierta en la parte radicular por otro tejido, el tercer tejido más duro del cuerpo humano llamado cemento, es el tejido más externo en la raíz, como el esmalte es el tejido exterior de la corona dental.

  La suma de varios factores propicia la formación de caries dental en las superficies radiculares, entre ellas la exposición radicular por retracción gingival (de las encías) fisiológica (por el desempeño propio de los tejidos en la masticación entre otras).  Otro motivo es por enfermedad periodontal, una patología muy común que implica la inflamación de las encías (gingival), sangrado, dolor, con la subsecuente pérdida ósea, donde la encía migra conforme se pierde hueso, dejando expuesta la raíz o raíces dentales.  También pueden éstas quedar expuestas por una cirugía en los tejidos que implique a la gíngiva.

  La exposición radicular no es suficiente para la formación cariosa, se requiere de la acumulación por tiempos prolongados de placa bacteriana, que actuarán sobre dichas raíces expuestas para generar lesiones.  Una situación que favorece esta patología, es el tratamiento periodontal, es decir, cuando existe una enfermedad periodontal y se inicia el tratamiento, en las raíces y sobre todo en las expuestas al medio bucal, se realiza un raspado y alisado radicular, para evitar favorecer la acumulación de placa bacteriana, ya que la superficie radicular no son superficies muy lisas.  Curiosamente, dicho procedimiento hace que se pierda la capa superficial de dicho tejido, perdiendo,  si es que fue expuesto tiempo atrás, a la pérdida de flúor.  Estudios indican que el raspado y alisado radicular, junto con la placa bacteriana, favorecen la formación cariosa en dicho tejido, ya que manteniendo ese tejido superficial que se pierde con raspado y alisado del tratamiento periodontal, se protege mejor a la dentina y si ha sido añadido flúor por distintos medios a dicha superficie, mayor resistencia tiene para proteger la zona dentinaria.

  Sin embargo, la presencia de hidratos de carbono, placa bacteriana, exposición radicular, complicándose con peor pronóstico, si éste, ha sido tratado con raspado y alisado.  En esta área, las bacterias suelen colonizar muy rápido, más que en el esmalte, cuando se inicia la lesión cariosa, se extiende sobre la superficie más que en profundidad, siguiente la zona circunferencial radicular, posteriormente pueden añadirse nuevas lesiones cariosas radiculares en sentido coronal.


Formación de caries de raíces dentales, causas
Fotografía: Felipe Absalón - "Caries Radicular" por exposición del lado palatino del molar

  Influye la formación de lesiones más rápido, el doble, en la zona radicular que coronal por su composición comparativa con el esmalte, las raíces constituidas de cemento-dentina, están formadas con mayor cantidad de agua, matriz orgánica, carbohidratos y el tamaño de cristales menor que el esmalte, esto también implica que las bacterias tengan un mayor impacto con un pH más alto de 6,7 que lo que se necesita en la corona dental con un pH 5,2.  Por lo tanto, la formación cariosa en las superficies radiculares es más rápida y con mayor facilidad.

  El cemento fisiológicamente, posee incrementos de tejido, es donde la biopelícula o biofilm que son las colonias estructuradas de células bacterianas, incluidas en una matriz formada por ellas, se unen a la superficie radicular y penetran por estas líneas incrementales para llegar a la dentina que es el tejido que forma el cuerpo del órgano dentario, cubierto por el cemento en las raíces.

  La dentina inicia un proceso de defensa contra la invasión patológica. ¿Cómo lo hace? La dentina es está formada por túbulos que son estructuras cilíndricas distribuidas en todo su espesor partiendo de la pulpa, dirigiéndose a la unión dentina-cemento teniendo de 2,5 a 3,5 mm de longitud con un diámetro de 1 a 2 mm, donde en su inicio, del lado pulpar, se encuentran fluidos producidos por los odontoblastos (células pulpares).  Dentro de esos túbulos, se encuentra lo que se le denomina dentina peritubular o intratubular donde se encuentran anillos 40 veces con más mineral que la dentina intertubular o dentina que rodea los túbulos; donde se van formando lentamente y en forma constante y puede verse acelerado por estímulos externos, cuando esto sucede, se agiliza la mineralización obliterando la luz de los túbulos afectados, sellándolos, a esto se le llama dentina esclerótica.  Esto detiene a que la lesión se profundice, convirtiéndose una caries activa a una inactiva, extendiéndose por la superficie del cemento radicular y no en profundidad.  Influye el buen estado de las células odontoblásticas, que son las células pulpares que promueven la mineralización, caso contrario en piezas dentales, con inflamación pulpar, infección, necrosis o con endodoncia, la esclerosis dental no se realizará en forma eficiente o simplemente no se producirá dicho proceso, generándose con mayor facilidad las lesiones cariosas en profundidad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPILITIS LINGUAL

ABRASIÓN DENTAL, UN PROBLEMA FRECUENTE

RELACIÓN DEL DEPORTE CON LA ODONTOLOGÍA

BRUXISMO, EL ARTE DEL DETERIORO

ENFERMEDADES BUCALES POR LAS MASCARILLAS