DENS IN DENTE

Fotografía: Cottonbro


  Durante el desarrollo se puede producir el denominado "Dens in Dente", o "Dens invaginatus", que literal se conoce como un diente dentro de otro o diente invaginado.

  En los dientes, existen elementos que se desarrollan en forma independiente pero que, a su vez, interactúan entre sí, para que se forme una pieza dental.  Tal es el caso del esmalte que es la capa superficial coronal qué durante el desarrollo del mismo, toma de nombre "órgano del esmalte" e interactúa con otro elemento en formación llamada "papila dental".

  Justo para que se produzca la anomalía "Dens in Dente", las células profundas del órgano del esmalte, se invagina en la papila dental, dicho proceso puede producirse a nivel coronal o incluso hasta alcanzar la raíz, antes de que se mineralice (calcifique) la pieza dentaria.

  Existen varias teorías para que se genere la patología "Dens in Dente" o "Dens Invaginatus", entre ellas, un exceso de crecimiento celular de la capa profunda y anormal del órgano del esmalte que genera la invaginación en la papila dental, otro es el retraso de las células ameloblásticas (esmalte), estimulación o retraso del crecimiento focal, presión externa, deficiencia del desarrollo mandibular o retraso del crecimiento del germen dentario.

Radiográficamente

  Se visualiza la invaginación radiopaca, como el esmalte, esto es una zona más blanca que el resto de los tejidos, que va desde la base coronal hasta el conducto radicular (nervio dental).

Forma

  Varía de tamaño como de forma y tonalidad, que va de forma de pera, helicoidal (bucle) o un diente dentro de otro.  La tonalidad varia desde un radiopaco (blanco) como el esmalte a levemente radiolúcido (qué es más transparente, levemente más oscuro).

Grado de Invaginación

  Tipo I: Se produce dentro de la corona dental.
  Tipo II: El esmalte invaginado se extiende desde la corona hasta la raíz pudiendo haber comunicación pulpar.
 Tipo III: Está invaginado radicularmente comunicado con el foramen apical (orificio de salida en el extremo radicular) y puede aparentar un segundo foramen pero puede ser independiente de la pulpa dental, encontrándose alrededor de ella.

Clínicamente

  El "Dens in Dente" o "Dens Invaginatus", se localiza en la fosa lingual, ubicada en la cara lingual o palatina de incisivos y caninos y cara oclusal o masticatoria de dientes posteriores; que es una cavidad o depresión que es susceptible a la formación cariosa.

  En orden de frecuencia de mayor a menor es en incisivos laterales, incisivos centrales, caninos, premolares y molares superiores, terceros molares inferiores (molares del juicio inferiores), finalmente se reportó un caso en un diente supernumerario.

  Se presenta desde un 0,4% al 10% unilateral o bilateral, tipo I con 79%, tipo II al 15% y tipo III con 5%.

Importancia

  Se suele descubrir por exámenes radiológicos de rutina.

  La formación del "Dens in Dente" o "Dens Invaginatus", está formada por una capa delgada de esmalte y otra capa de dentina que la separa de la pulpa, donde el tejido no siempre se logra mineralizar por completo (hipoplasia), siendo susceptible a los irritantes, bacterias; como consecuencia se produce caries en la zona invaginada, infección pulpar, necrosis en la misma e infección periapical.

Tratamiento

  Como principio es la detección temprana de la deformación, el sellado del mismo, a partir de aquí, si es necesario, el tratamiento de conductos (endodoncia), en su caso, la cirugía apical (apicectomía).



Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPILITIS LINGUAL

PERIODONCIA, FUNCIONES DE LA PELÍCULA ADQUIRIDA

CARACTERÍSTICAS DEL CEPILLO DENTAL

ENFERMEDADES BUCALES POR LAS MASCARILLAS

ABRASIÓN DENTAL, UN PROBLEMA FRECUENTE